Teléfono de contacto: +34 868 066 020

Edificio Tivoli – Geotermia

Geotermia

Geotermia (del griego: geo = tierra; termia = calor) es el término que se emplea tanto para designar a la rama de la ciencia geofísica que se dedica al estudio de las condiciones térmicas de la Tierra, como al conjunto de procesos industriales que intentan explotar ese calor para producir energía eléctrica o calorífica.

El subsuelo es una inmensa fuente de energía. Unos pocos metros bajo tierra, se almacena el calor del sol mientras que desde el núcleo de la tierra, temperaturas de 6.500 grados irradian las capas exteriores de la misma. Este calor acumulado en las capas internas de la tierra, desde el núcleo a la corteza, aumenta o disminuye en función del “gradiente geotérmico”, es decir, el valor promedio de aumento de calor desde la superficie hasta el núcleo de la tierra y es de 25 a 30 grados C por kilómetro, a pesar de que la variación es mucha según las zonas y depende de un alto número de factores, de manera que, en algunas zonas, se llega a los 200 grados C por kilómetro.

Hablamos pues de una poderosa fuente de energía RENOVABLE que se encuentra almacenada bajo nuestros pies y que podemos y debemos aprovechar.

La energía terrestre almacenada hasta 400 m de profundidad, no sólo se puede utilizar para calefacción radiante y calentamiento de agua, sino también como fuente de energía para refrigeración radiante de muy bajo coste. La geotermia se puede utilizar en todo tipo de edificaciones, tanto en viviendas unifamiliares como en grandes edificios de oficinas e industriales. Aunque la inversión para un sistema geotérmico es superior a la inversión en calderas y refrigeradoras convencionales, el periodo de amortización se reduce debido al ahorro energético.

Sus dos aplicaciones fundamentales son:

  • Producción de  Calor: Climatización, Agua Caliente Sanitaria, Calefacción
  • Producción de energía eléctrica.
Energía geotérmica
foto2

En el caso concreto de la CLIMATIZACIÓN, la geotermia como fuente de energía en combinación con un sistema de climatización radiante es una solución “todo en uno” ya que se dispondría tanto de calefacción como de refrigeración. Estos sistemas son más eficientes y más fáciles de instalar que los sistemas de calefacción y refrigeración de instalación individual. Así mismo, los sistemas radiantes se benefician del principio de energía en forma de reducción de las temperaturas operativas de funcionamiento para calefacción y las altas temperaturas para refrigeración. Para poder acceder a ese calor del subsuelo, se utiliza una bomba de calor,  máquina térmica que permite transferir energía en forma de calor de un ambiente a otro según se requiera. Su funcionamiento es semejante al del  aparato de aire acondicionado tradicional que funciona tanto para refrigerar como para proporcionar calefacción. El subsuelo suele estar a una temperatura neutra durante todo el año (más fresco en verano que el aire y más templado en invierno), con lo que el rendimiento de la bomba de calor es muy alto al necesitar menos trabajo para realizar la trasferencia de energía y así, la bomba de calor puede trabajar con una eficiencia superior (factor operativo) que reduce el consumo de energía y, por lo tanto, el coste.

El siguiente video ayuda a entender cómo se lleva a cabo la aplicación e instalación de la geotermia:

geotermia_3

Ventajas de la utilización de E. Geotérmica en su vivienda:

  1. Al tratarse de energía renovable, disminuye la dependencia energética de los combustibles fósiles y de otros recursos no renovables con todo lo que ello implica desde el punto de vista económico, ambiental, etc…
  2. Los residuos que produce son mínimos y ocasionan menor impacto que los originados por fuentes tradicionales y “sucias” (petróleo o carbón).
  3. Sistema de gran ahorro, tanto económico como energético.
  4. No genera ruidos exteriores.
  5. Los recursos geotérmicos son prácticamente inagotables a escala humana.
  6. No está sujeta a precios internacionales, por lo que siempre puede mantenerse a precios nacionales o locales.
  7. El área de terreno requerido por las plantas geotérmicas por megavatio es menor que otro tipo de plantas. No requiere construcción de represas, ni tala de bosques.
  8. La emisión de CO2, con aumento del efecto invernadero, es inferior al que se emitiría para obtener la misma energía por combustión, y puede llegar a ser nula cuando se reinyecta el agua, haciéndola circular en circuito cerrado por el exterior.

El siguiente documento informa con precisión de cómo se vive y disfruta de una vivienda que se alimenta de este tipo de energía: